Compendio del Film Noir

FILM NOIR PRIMER  / COMPENDIO DEL FILM NOIR (Cine Negro)

Por Phil Stufflebean Editor de AmericanFilmNoir.com

AmericanFilmNoir.com By Phil Stufflebean

 

Phil Stufflebean editor de American Film Noir

Phil Stufflebean editor de American Film Noir

A principios de la década de 1940 un estilo de realizar cine surgió en Hollywood que fue una clara desviación de lo que los públicos estaban acostumbrados a ver. Este nuevo estilo se diferenciaba por un ambiente oscuro, sombras profusas y ángulos de cámara peculiares, los mismos elementos que la mayoría de los directores trataron de evitar desde el origen del cine. Estas películas también difieren en sus historias, donde la línea entre el bien y el mal a menudo es borrosa y en donde prevalecía un sentimiento de desesperanza. Y, a diferencia de la mayoría de los melodramas que sirvieron como un respiro para los cinéfilos durante la Gran Depresión de la década de los 30’s, estas películas las más de las veces no tenían un final feliz. Los espectadores estadounidenses eran menos conscientes de este estilo de cine emergente mientras la Segunda Guerra Mundial dio a luz a una corriente de películas bélicas que representaban la precariedad de la vida y la realidad de un mundo oscuro. Pero en las películas de guerra había una clara distinción entre el bien y el mal, y hubo una gran cantidad de héroes, reales y ficticios.

En Francia no hubo ese período de transición. Las películas americanas habían sido muy populares en Francia antes de la guerra, pero la ocupación alemana en 1940 impidió que el cine norteamericano fuera visto en Francia durante casi cinco años. Cuando las películas americanas volvieron a Francia, el público se dio cuenta de este estilo oscuro y sombrío que conllevaban muchas de las películas que estaban viendo. Los críticos franceses, posteriormente, acuñaron el término “Film Noir” (Cine Negro) para describir estas películas. Pasarían algunos años antes de que el término fuera adoptado por los críticos norteamericanos. El Film Noir abarcó un lapso relativamente corto, de poco menos de 20 años y esencialmente terminó a finales de los años cincuenta. Sin embargo hoy, el interés por estas películas, tanto desde el punto de vista técnico y cultural está floreciente.

Durante casi tres décadas, la mayor parte de las películas que caen dentro del género del Film Noir (cine negro) habían desaparecido de la exhibición pública. Pero su significado siempre ha sido reconocido por los historiadores del cine y los académicos. Las escuelas de cine han dedicado serios estudios sobre el tema y una generación de cineastas se ha visto influenciada por el estilo. Ha habido un renovado interés en el género por aquellos que apenas están descubriendo ese período único del cine de Hollywood y de la época que refleja.

 

¿Y QUE CALIFICA COMO FILM NOIR? (CINE NEGRO)

Cualquier discusión entre los aficionados conocedores del Film Noir muy probablemente  provocará el debate sobre la definición real de Film Noir o Cine Negro. Lea cualquiera de los muchos libros sobre el tema o busque en cualquier grupo de discusión y encontrará una gran variedad de opiniones. Algunos opinan que cualquier drama criminal en Blanco y Negro posterior a la Segunda Guerra Mundial califica como un Noir. En el otro extremo del espectro están aquellos que se suscriben a un conjunto estrechamente definido de elementos tanto en la historia como en el estilo cinematográfico para que una película sea considerada un verdadero Noir. Como en la mayoría de los temas la respuesta cae en algún punto intermedio. Todo el mundo reconoce un “western” cuando ve uno, lo cual es bueno para tener un género bien definido, pero no deja nada al debate. No es así con el noir, que evoca diferentes opiniones sobre casi todas las películas. Ese es un aspecto que hace que el género sea tan atractivo.

Usted podría decir que el Film Noir es de acuerdo a quien lo ve, pero algunas cosas, al menos desde mi punto de vista, son esenciales. Ante todo, un Noir es en Blanco y Negro. Esto va al corazón del género. Esto puede parecer obvio, pero ha habido una serie de películas realizadas en color, que han tratado de emular el estilo Noir. Algunos críticos incluso han acuñado el término “neo noir“, para describir películas como LA Confidential y City of Industry. Películas que sin duda hacen referencia al cine negro clásico, tanto en la historia y el estilo, sin embargo, carecen de la atmósfera que sólo el Blanco y Negro puede proyectar. Steven Spielberg reconoció el poder del Blanco y Negro cuando hizo La lista de Shindler. La capacidad para evocar una sensación de dureza y desesperanza no puede ser igualada en color. Los mejores directores de Film Noir sabían esto. A pesar de que el uso del Blanco y Negro fue dictado por la economía de la época, utilizaron el medio para crear la atmósfera oscura que es el Film Noir.

Para la mayoría de las películas la historia define el género, pero con el Film Noir es mucho más abierto a la interpretación. Eso es porque en el Film Noir el estilo de la película es tan importante para definir el género como la historia misma. De hecho, desde hace tiempo se ha argumentado por algunos críticos que el cine negro no es un género, sino simplemente un estilo de hacer cine. El linaje del Film Noir surgió a partir del drama criminal, por lo que dentro de cada noir hay un elemento fincado en el crimen. Puede servir como telón de fondo o puede ser el punto focal de la historia. De cualquier manera, es el hilo conductor que usualmente une a los personajes entre sí de alguna forma u otra. Pero es el enfoque en el individuo lo que va al corazón del Noir. Y este es un enfoque que el público normalmente no había visto antes del Noir. En el Noir a menudo no hay una división entre el bien y el mal. Los espectadores se ven confrontados con una serie de personajes nada honorables y son dejados a sus propios recursos emocionales para establecer juicios. Este tipo de historia era un cambio radical para los cinéfilos en cuanto el noir comenzó a florecer después de la Segunda Guerra Mundial.

Otro elemento que hace al Noir diferente eran sus finales. A lo largo de los años de la era de la Depresión de los 30’s el público buscaba al cine para dar un poco de respiro a las pesadas labores de la época. De hecho la mayor parte de las opciones durante ese período fueron melodramas alegres con finales felices. Incluso los dramas criminales eran por lo general sobre temas intrascendentes que se conocían como “los asesinatos misteriosos.” Fueron muy populares series como: The Thin Man (La cena de los acusados), Charlie Chan, Boston Blackie y otros más. Eran joviales, llenas de personajes agudos y chistosos y tenían el requisito indispensable, el final feliz. Hubo excepciones, por supuesto, sobre todo en la Warner Bros., donde las películas de gánsteres eran las dominantes. Con una iluminación dura, personajes violentos y un tratamiento crudo de la mujer que se podría incluso decir que las películas de gánsteres fueron un precursor del Film Noir. Pero éstos eran una opción de escape con personajes más malos que los de la vida real. Había una clara división entre el bien y el mal. No había conexión entre el público y los gánsteres que aparecen en estas películas. Pero en Noir, los personajes son más a menudo gente común y sus predicamentos suceden en la vida real. El fatalismo es un tema recurrente en el Film Noir y el espectador es abandonado para reflexionar sobre su propia susceptibilidad a este tipo de eventos.

 

EL PRINCIPIO

No hay un momento definible cuando comenzó el Noir. Ningún director expresó jamás su intención de hacer un Noir y así comenzar el género. De hecho, el término no entró en uso por los críticos norteamericanos hasta que el género había prácticamente terminado. Así sus inicios reales proporcionan otro aspecto del género que está abierto al debate.

Los orígenes del Film Noir parecen coincidir con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Al terminar la Gran Depresión de los años 30’s, los melodramas benignos de la era perdieron su atractivo para las audiencias conforme se asentaba la realidad de un mundo en peligro. Las películas bélicas se convirtieron en el foco de interés de la mayoría de los grandes estudios cinematográficos en respuesta a la participación de Estados Unidos en la guerra. Para los cinéfilos las películas de guerra daban una justificación para la violencia. El público también era cada vez más insensible a la muerte y la violencia por la proliferación de cintas bélicas. Unos cuantos guionistas aprovecharon la nueva percepción del público para contar historias que tuvieran de ahora en adelante elementos sutiles, pero de grandes consecuencias que parecían pasar desapercibidos para los censores. Entre estas películas, High Sierra (Su último refugio) en 1941 y This Gun For Hire (Un alma torturada) en 1942, incorporaron los elementos que sembrarían las primeras semillas de las tramas Noir.

En This Gun For Hire (Un alma torturada), Alan Ladd interpretó a un asesino a sueldo de sangre fría. Aparentemente, no se puede encontrar a un personaje más repugnante. Sin embargo, hacia el final de la película los espectadores simpatizan con él. Del mismo modo, en High Sierra (Su último refugio), Humphrey Bogart encarnó a un líder igualmente perverso de una pandilla criminal. Pero hacia el final de la cinta, el público vio el personaje de Bogart bajo una luz positiva. La historia de ambas películas pasó de largo por la cara del Código de Producción, la auto impuesta censura que los estudios acordaron en 1934. El primer principio de dicho Código establece: Ninguna película debe ser producida si rebaja los valores morales de quien la ve. De ahí que la simpatía del público nunca debe estar del lado de la delincuencia, la mala conducta, el mal o el pecado. ¿Y qué pasó entonces con estas dos películas?

Con una astuta manera de escribir las emociones del espectador son manipuladas. Conforme se desarrollan los acontecimientos el espectador debe hacer juicios morales, y no todo es blanco y negro. Vemos a Ladd convertirse en víctima de un villano peor, mientras que Bogart asume la causa de la lisiada Velma y es desairado por sus esfuerzos. Tampoco dolió que ambos personajes formaran vínculos con animales – aunque Ladd también mató a un gato en un arranque que realmente pone a prueba los sentimientos de los espectadores sobre su personaje. Por supuesto los censores sólo podían llegar tan lejos si al final tanto Bogart y Ladd pagaban por sus crímenes siendo asesinados. Los finales dejaron al público sin satisfacción alguna. Sin embargo, el éxito de las dos películas, y el hecho de que las audiencias tuvieran empatía con los criminales que aparecen en pantalla mostró el cambio de actitud en el público. Estas películas recorrieron un largo camino para cambiar los argumentos aceptados en Hollywood. Una nueva ola de directores emergería para tomar ventaja de las oportunidades.

Por mucho que This Gun For Hire (Un alma torturada)  y High Sierra (Su último refugio)  cambiaron los conceptos de contenido de la historia, este fue sólo uno de los elementos que vendrían a definir el Noir. Otro aspecto sería el uso artístico de las sombras y la iluminación. Esta técnica fue el sello distintivo de Val Lewton, el productor que RKO había contratado para realizar películas de terror de bajo presupuesto en 1942. Su colaboración con el director Jacques Tourneur en The Cat People (La marca de la pantera) y I Walked With A Zombie (Yo dormí con un fantasma) consiguió la atención de los creativos de todo Hollywood. Ambas películas se hicieron con presupuestos muy pequeños, eran populares entre el público e hicieron toneladas de dinero para la RKO. Mientras que ninguna de las dos películas se consideran Noir, no obstante mostraron lo que podría lograrse con el uso creativo de la iluminación y las sombras para crear atmósfera. Las películas europeas siempre habían sido más expresivas en su estilo y Tourneur sin duda aprendió de su padre, un director francés de cierto prestigio. Todo se acomodó para Tourneur cuando fue promovido a la categoría de directores de las películas “A” en RKO y se le dio la oportunidad de dirigir Out Of The Past (Traidora y mortal). Él no sólo tuvo un buen elenco con quien trabajar, sino también un presupuesto generoso. El resultado, por supuesto, es una película que es universalmente reconocida como una de las películas que definen el género.

Vale la pena señalar que las películas que fueron primordiales en la adopción del Film Noir se realizaron en los estudios cinematográficos de la Paramount, Warner Bros. y RKO, estudios que permitieron un nivel de libertad entre los creativos. Mientras tanto, en el estudio más grande de Hollywood, la MGM, el jefe Louis B. Mayer no parecía comprender los cambios que ocurrían a su alrededor. Continuó defendiendo las historias “sanas” y mantuvo los métodos de producción con que se manejaron la década anterior. Él se mantuvo firme en su creencia de que el poder de la estrella cinematográfica era el factor más importante para el atractivo de una película y que el papel del director era secundario. Sería algunos años después y con un nuevo jefe de producción (Dore Shary) que la MGM abrazaría el Noir.

En 1944 el director Billy Wilder fusionó la oscura historia de una novela de James M. Cain con un trabajo novedoso de iluminación y cámara para crear un ambiente sombrío para lo que sería Double Indemnity (Pacto de sangre). Wilder se encontraba entre un grupo de directores de emigrantes europeos y cuyo estilo proveniente del Expresionismo Alemán encontrarían su camino en Hollywood. Wilder no sólo reunió los elementos de historia y estilo sino que él rodó la película principalmente en locaciones alrededor de Los Ángeles, (California, EEUU) que dieron gran realismo a la película. Estos serían algunos de los aspectos definitorios del Noir. Como con This Gun For Hire (Un alma torturada) y High Sierra (Su último refugio) los espectadores se enfrentan a personajes inmorales y debieron establecer juicios. Al igual que en las dos películas anteriores, el final de Double Indemnity (Pacto de sangre) dejó a los espectadores sin sentido de resolución. Double Indemnity fue nominada a siete premios de la Academia, incluyendo mejor película, guion y dirección, se podría decir que fue la afirmación del Noir. Durante los siguientes quince años más o menos el género prosperaría.

A finales de los años 40 las fuerzas económicas cambiarían Hollywood lo que también tendría un efecto en el Film Noir. El Departamento de Justicia de EE.UU. obligaba a los grandes estudios a deshacerse de las salas de cine de su propiedad. Esto abrió una puerta para los productores independientes que ahora tendrían un acceso mucho mayor para distribuir sus películas. Esto estimuló la producción de dramas criminales de bajo presupuesto que definieron el Noir y llenaron las pantallas de los cines ahora independientes. Columbia y Universal Studios, que no habían sido propietarios de teatros, también aprovecharon la oportunidad para dedicar gran parte de su producción a esta lucrativa fórmula.

El Film Noir hizo una larga transición desde las producciones “A” de estudio de los años 40s a las películas de bajo presupuesto de la década de los 50’s. Eso no quiere decir que no fueran tan buenas. Muy por el contrario, el bajo presupuesto y agendas de rodaje reducidas incitaron la creatividad en los directores que se convirtieron en adeptos al género. Estas limitaciones requirieron historias concisas y de ritmo rápido. No había lugar para romances extraños o melodrama. Los actores de estas películas se componen en gran parte de un grupo de recién llegados, así como los despedidos por los estudios en sus medidas de austeridad. Esto benefició al Film Noir con personajes comunes y corrientes y que era a fin de cuentas sobre lo que el Film Noir trataba.  Este sería el punto culminante de género.

 

EL FIN DEL FILM NOIR

A mediados de los años 50 la televisión estaba teniendo un severo impacto financiero en los estudios conforme la asistencia al cine caía en picada. La respuesta del estudio fue dar a los amantes del cine lo que no podían obtener en la pantalla chica. Los estudios adoptaron los formatos de pantalla ancha y las salas de cine se acondicionaron para proyectarlos. Se hacían menos películas y se ponían más recursos a las películas épicas, lujosos musicales e historias bíblicas llenas de pompa y a todo color. Incluso los westerns se beneficiaron de este nuevo enfoque con sus escenarios realzados por el color y la pantalla ancha y ese género prosperó. Esto en última instancia, significa menos espacio para el Noir. Con las películas de más larga duración llegó el final del programa doble y que a su vez significaba menos demanda de las películas de tipo “B” (las que completaban o “rellenaban” el programa doble), una gran parte de los cuales habían sido Noirs. Además, muchos de los productores de bajo presupuesto habían cambiado su énfasis a la ciencia ficción, el horror y a una gran cantidad de películas de playa que el público más joven favorecía cada vez más.

Para 1960 casi todos los estrenos cinematográficos eran a color, lo que significaba efectivamente el fin del Noir. Aún quedaba un “goteo” de Noirs – incluso hasta 1966 con The Money Trap (La trampa del oro), pero en realidad el género terminaba su curso. Los dramas criminales aún se realizarían, pero ahora eran a color y se volverían mucho más violentos. El Código de la Producción pronto terminaría y con el se irían todas las restricciones que los directores Noir cargaron a sus espaldas. No es que ellos necesitaran los desnudos o lenguaje profano atado a los diálogos y que se convirtió en algo rutinario en los años siguientes. En un poco de ironía, Odds Against Tomorrow (Reto al destino), uno de los últimos verdaderos Noirs fue dirigida por Robert Wise, quien había trabajado bajo Val Lewton en la década de los 40. Fue Lewton quien dio a Wise su primera oportunidad como director. Se podría decir que la influencia de Lewton en el Film Noir fue llevada hasta su justo final.

 

RENACIMIENTO

Durante la era del Film Noir se hicieron cerca de 400 películas que se pueden clasificar como Noir (en función de los criterios de uno utiliza). Algunas de las películas más conocidas como The Big Sleep, Double Indemnity, D.O.A. y Out Of The Past resistieron en la televisión de medianoche o en los cines de re estreno. Pero la gran mayoría de los Noirs se había escondido en bóvedas fílmicas, almacenes o en el armario de alguien. La televisión ya no tenía la necesidad de viejas películas en blanco y negro y simplemente ya no había otras salidas. Durante 30 años el Film Noir sería de interés principalmente para los “cinéfilos de hueso colorado” o los relacionados con las artes cinematográficas. Se escribirían libros sobre el tema, pero para la mayoría del público, incluso aquellos que pregonaban un interés en las películas, el Film Noir era un término abstracto. Era como hablar de un acontecimiento histórico en el que tienes que confiar en las palabras de aquellos que tengan el privilegio de tener acceso a los materiales. Pero eso cambiará a medida que la tecnología se desarrolla y traería un resurgimiento del género.

A finales de los 80’s la televisión por cable estaba ofreciendo una abundancia de opciones de programación para la mayoría de los hogares estadounidenses. Redes de televisión por cable en continuo crecimiento estaban hambrientas de contenido y para algunos canales de películas las bibliotecas de películas antiguas, incluyendo Noirs estaban hechas a la medida. Las cintas eran baratas y podían llenar tiempos. Esto proporcionó una pequeña apertura para muchas películas olvidadas. Además, la videocasetera se había convertido en una característica estándar en la mayoría de los hogares y el negocio de alquiler de películas vino a la existencia. Aunque esto proporcionó el acceso público a una variedad cada vez mayor de películas, la gran mayoría de Noirs nunca llegó al videocassette.

Una convergencia de factores en la década de los 90’s por fin abrió los tesoros del Film Noir a un público que nunca los había visto o que les había olvidado por mucho tiempo. Conforme las redes de cable refinaron sus programaciones, varias redes comenzaron a transmitir noirs  profusamente. El desarrollo del DVD cambió la manera de proveer el contenido. El Internet, por supuesto, facilitó el creciente interés del Film Noir cuando todo fanático, crítico y observador casual fue capaz de compartir su opinión. La viabilidad del streaming de video (iTunes, Netflix, etc.) ha puesto a disposición un número adicional de películas que podrían no haber encontrado su camino al DVD.

A pesar de la enorme cantidad de dinero que se gasta en el talento creativo en Hollywood – las películas actualmente cuestan un promedio de 60 millones de dólares para producirse, y parece que todo lo que estamos recibiendo son remakes (refritos) de series de televisión antiguas o libros de historietas (comics), junto con tramas vulgares destinadas a las personas con la menor capacidad de atención. Muchos de los directores de hoy en día se basan en los efectos especiales y la violencia sin sentido o la atracción de una estrella para realizar sus películas. El Film Noir representa uno de los períodos creativos más singulares de Hollywood considerando lo que los escritores y directores del género lograron. Trabajando con pequeños presupuestos, película en blanco y negro y las restricciones del Código de la Producción, hicieron películas atractivas para el público de más nivel. A medida que nuevas generaciones de espectadores están descubriendo, que estas películas tienen tanto atractivo hoy como cuando fueron estrenadas hace más de 50 años.

(Traducción: Andrés Bermea)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s